-4999 / -4000

Imprimir

  5º Milenio (5M)

 

-4900

América

En Oregón, Norteamérica. se produce una gran erupción en el monte Mazama, que se derrumba y forma el Lago del Cráter

Asia

La cultura Peiligang del norte de China, caracterizada por sus viviendas excavadas a dos niveles y por la agricultura de mijo, llega a su fin. En Hemudu, en el litoral, el desarrollo del cultivo del arroz ha originado una organización social y modos de vida que se plasman en la Cultura Hemudu, caracterizada además por la vivienda en palafitos sobre lagos y la realización de grabados y esculturas en madera de motivos animales y vegetales. Este pueblo tiene rasgos mongoloides pero también austronesios, que indican una posible mezcla con poblaciones del Pacífico

Europa

En Grecia, Creta y Macedonia la agricultura es bastante diversa, con trigo, cebada, avena, mijo, guisantes y lentejas, frutas, pistachos y otros frutos secos. La ganadería es de ovicápridos, buey o cerdo según las zonas, y la caza está orientada a los ciervos, jabalíes, la liebre, el castor y la tortugas. La cerámica se produce en todas las zonas. En el centro europeo aparecen pozos de agua circulares, y en España el Asturiense llega a su fin

-4800

Asia

La estructura político-social de las aldeas de Mesopotamia es en líneas generales tribal, de familias bajo la dirección de un patriarca que quizá forman eventuales consejos para tomar decisiones comunitarias, pero en la cultura Obeid del sur han aparecido grandes ciudades, de hasta 10.000 habitantes, y el asunto se vuelve más complejo. Tanto que nace lo que puede considerarse el primer estado del mundo, más concretamente una ciudad-estado, Eridú, en la parte más meridional del territorio y regida por una casta sacerdotal que quizá incluye un sacerdote-rey. Es el resultado de la necesidad de organizar los excedentes en la agricultura de irrigación y el consiguiente crecimiento del comercio, del sector primario (agricultura y ganadería) y el artesanal, que ya conoce una gran especialización de funciones: fabricación de herramientas, carpintería, construcción, cestería, tejidos y otros. Es imprescindible una regulación de las normas que rijan este complejo entramado social, y en su nombre se ha erigido una casta aristocrática, principalmente sacerdotes, que mediante la recaudación de impuestos para la realización de obras públicas y la administración de este tesoro han tomado el poder. La templos son pues el centro y el núcleo de la vida de la población, unos templos cuya arquitectura es sencilla, compuestos de una sala central a la que rodean algunas habitaciones, construido todo sobre una gran terraza. Como justificación de ese poder se invoca a los dioses y la religión se sofistica, mientras crece una clase acomodada que se conforma con el statu quo pero exige su parte alícuota de lujos, que son distintivos, en forma de adornos, tejidos y quizá obras de arte. Como no existe la piedra en el territorio es la arcilla lo que se utiliza, incluso para hacer clavos, también sellos de propiedad y pequeñas figuras de mujer con cabeza de lagarto. Los cementerios se sitúan extramuros, con tumbas dobles cubiertas de ladrillos

En China coexiste en el mismo territorio con la cultura Hemudu la Cultura Majiabang, en la región del lago Taihu, muy influenciada por aquella. Además del cultivo del arroz tiene caza y pesca importantes, viviendas en palafitos, herramientas de madera y de hueso y ganadería de cerdos, perros, bueyes y búfalos. En Qiucheng y Guangfulin aparece una herramienta triangular que recuerda a un arado

Europa

Comienzan a aparecer megalitos en Europa, es decir monumentos de gran tamaño, realizados por lo general con piedras enormes, a veces gigantescas, aunque las de algunos no lo son tanto (y se terminan en una falsa cúpula) otros se construyen en cuevas naturales e incluso los hay de madera. Pero son excepciones. El megalitismo es un fenómeno que no encaja en la definición de cultura porque las construcciones aparecen en diferentes grupos humanos, territorios y fechas, y presentan disimilitudes. Para empezar, no se puede determinar un lugar claro de origen porque surgen en distintas regiones de forma autónoma, con la característica en común de ser construcciones de aspecto físico imponente, muy visibles porque se colocan además en lugares estratégicos, muy estudiados. Son en general sepulcros colectivos que se utilizan durante largos períodos, pero también hay templos, o para ser exactos lugares de culto, y alineamientos de piedras, y piedras hincadas solitarias de difícil comprensión, quizá cosmogónica, llamadas menhires (derivado del galés maen “piedra” e hir  “larga”) muy frecuentes en Bretaña. De lo que casi no hay duda es de que estos monumentos tienen un aspecto ideológico, simbólico y religioso, como obra colectiva y como elemento distintivo que sirve de señalización, quizá de la tierra comunal, que queda atestiguada por las tumbas con los restos de los antepasados, o quizá de los derechos del grupo sobre esa propia tierra. Los primeros monumentos megalíticos surgen en la fachada atlántica de Francia, en Gaignogh y Kerkado, Bretaña, y son sepulcros de corredor. Cuando los menhires están agrupados se les denomina cromlech o henges 

América

En la Amazonia brasileña, la fase Itapipoca del rio Jamari se diluye en la Massanganá, que se caracteriza por la aparición de las primeras tierras negras indias (suelos fértiles de depósitos de hueso y carbón resultante de quemas). Los asentamientos se construyen sobre barrancos en el río epónimo y la industria lítica es de raspadores, yunques y morteros

-4750

Asia

En China aparece una nueva cultura la Dawenkou (algunos la datan en una fecha algo posterior) en la península de Shandong y la cuenca del Amarillo, es decir en la zona centro/norte. Tiene agricultura de mijo y un gran desarrollo de la ganadería del cerdo, que se modela en figurillas de terracota. La cerámica está muy elaborada, con jarras de dos asas y copas con pie

En Mesopotamia, la cultura de Tell Halaf  está en su apogeo, extendida desde el Eúfrates al Diyala, en los Zagros, con poblados más reducidos que en la anterior y con diferencias regionales pero manteniendo su homogeneidad. Se edifican construcciones con falsa cúpula (tholos) para almacenamiento o usos domésticos, de base a veces circular y otras rectangular, desaparecen las flechas, se fabrican gran cantidad de hoces para la agricultura de cereales, leguminosas, lino y cultivos de secano y la ganadería es muy variada, quizá con uso del buey para algunos trabajos agrícolas. También se caza y se recolectan moluscos. La influencia de Tell Halaf llega a territorios lejanos, y su grado de desarrollo invita a pensar en que existen jerarquías, para la resolución de problemas o la ejecución de obras públicas, aunque no se conoce ninguna ciudad que pueda considerarse ya un estado. Algunos de sus asentamientos principales son Tell Arpachiyah, Tell Hasan y Tilki Tepe

África

La agricultura y los avances del Neolítico llegan a la zona de Jartum, en Sudán, procedentes con probabilidad del norte

Europa

Grecia y Macedonia continúan con la uniformidad en los cultivos, como se evidencia en la Cueva de Franchti, en el Peloponeso, en Sesklo de Tesalia o en la macedónica Nea Nikomedeia, por poner tres ejemplos. La cerámica se cuece en hornos al aire libre, y las principales formas son vasos, a veces con pie y con variaciones regionales. En general se sigue la tónica de Asia sudoeste y los asentamientos crecen en número y en tamaño, algunos con murallas y fosos y un incipiente urbanismo, como Jassatepe u Otzaki

-4700

Europa

Sin salir de Grecia, encontramos metalurgia en Sitagroi, aunque no generalizada, y en el Danubio templos de madera y tierra junto a los poblados

En Irlanda, un pueblo de cazadores y recolectores con inicios de ganadería y concheros construye megalitos en Carrowmore, y en Knocknarea aparecen 40 sepulturas, algunas con los cadáveres descarnados y quemados tras haber sido objeto de algún tipo de sacrificio ritual con canibalismo incluido

Asia

El poblado de Hacilar, en Anatolia, es abandonado, se cree que por un incendio o destrucción. Pero hay muchos otros en el territorio, e importantes, como Can Hasan de Konya, situado en un cruce de caminos que ha marcado su devenir de gran centro comercial. Sus casas son de planta rectangular, la cerámica está decorada con motivos geométricos y se trabaja algo el cobre. Por sus características parece que está relacionado con la cultura de Tell Halaf  y con sitios de Mesopotamia norte. Yumuk Tepe y Çukorova son también centros importantes

En el sur mesopotámico, Tepe Gawra toma elementos de Tell Halaf y Hassuna y aún de lugares mucho más lejanos, como la cultura Obeid

-4600

Asia

Fin de la cultura de Tell Halaf en el norte sirio-iraquí, de manera brusca, muy probablemente de forma violenta, por la invasión de elementos de Obeid. Este hecho marca en cierto modo el futuro a medio plazo de la región, porque significa el predominio de la zona meridional de Mesopotamia frente a la tradicional primacía de las regiones del norte

África

También en el norte, pero de Egipto, se desarrolla la Cultura de El Omari, con posible influencia de la zona de Palestina, aunque hay discusión sobre este tema. El Omari presenta chozas redondas de caña, graneros colectivos y ganadería de ovejas, cabras, vacas y cerdos, con un papel aún importante para la caza. Las inhumaciones se ejecutan en las cercanías del poblado cuando no dentro del mismo, con el cadáver en posición fetal, una mano sobre la boca y ofrendas de granos junto a la cabeza, de modo uniforme, sin indicios de jerarquías

-4500

Tierra

A la vez que la lengua afroasiática hablada en la Península Arábiga y norte de África se va diferenciando en dialectos (que llegan a ser muy distintos) por efecto de la barrera del Sinaí, en la zona del Caspio, el Mar Negro y las estepas rusas viven pueblos de pastores nómadas que hablan una lengua que se ha denominado indoeuropea

Oceanía

El dingo llega a Australia, desde Asia

Asia

Mientras la zona siberiana del lago Baikal está habitada por pueblos nómadas, algo más al sur la cultura Yangshao del norte de China se va extendiendo por el curso medio del río Amarillo, con distintos niveles de desarrollo según regiones. Los poblados son semi subterráneos, de casas redondas o cuadradas alrededor de una plaza central, con hornos para cerámica y zona de necrópolis siempre al norte. La agricultura es esencialmente de mijo, están domesticados el perro y el cerdo y se fabrican azuelas, hachas pulimentadas y cuchillos de piedra

Mientras la agricultura asienta su desarrollo en la zona del Ganges, en India, desde el subcontinente se exporta mineral de cobre, oro, plata y piedras preciosas hacia el sudoeste asiático. De hecho aparece cobre fundido y moldeado en Irán, y en Tal-I-Iblis, en los Zagros se construye el primer horno de fundición de metal conocido

En Mesopotamia, la vida en muchos poblados puede definirse ya como proto urbana, diferenciada ya de la de los asentamientos tradicionales por varios factores, en primer lugar una población mucho más numerosa, también una mayor especialización de funciones y por último pero no menos importante el desarrollo de una ideología, similar en todas aunque con variaciones locales, que se refleja en el ordenamiento y las creencias religiosas. Como este desarrollo coincide con la aparición del metal, en concreto del cobre (aunque en esta primera fase no desempeña un papel de importancia) se ha denominado a este período Calcolítico o Edad del Cobre, entendido siempre que el término se refiere a un nivel general de desarrollo 

La cultura Obeid de Mesopotamia es la primera en entrar en el Calcolítico, porque cumple todas las premisas expuestas más arriba: desarrollo de la irrigación, metalurgia extendida, posible comienzo de la navegación con vela, comercio estructurado y quizá uno de los inventos fundamentales de la historia humana, la rueda, aplicada a carros. Esta es una hipótesis por demostrar porque las primeras ruedas físicas conocidas son muy posteriores (se construyen de madera, y los restos se pierden) pero parece plausible por comparación con otros desarrollos. En cuanto a la vida social y política está regida por los templos, alrededor de los cuales crecen las ciudades, y es muy posible que exista la figura de algún tipo de sacerdote-rey. Desde el templo se regula la producción y distribución de los bienes, y con la administración de la riqueza común se van creando clases diferenciadas, tres al menos, la de los trabajadores, la de los sacerdotes y la de los artesanos especializados (como los ceramistas de Tell Abada) en la que podemos incluir a algunos comerciantes enriquecidos. Esta última clase tiene quizá un estatus mayor que el de los trabajadores del campo, aunque no existe constancia de que en este momento sus derechos políticos sean superiores. La casta aristocrático-sacerdotal por su parte, al tomar el poder y controlar los recursos que le proporciona el gran avance económico, tecnológico y social, hacen que el influjo y poderío de Obeid se extienda rápidamente por todo el territorio mesopotámico e incluso más al norte, como prueba la destrucción de la cultura de Tell Halaf.  Y con ello se inaugura una praxis política y cultural de nuevo cuño, la de la identidad étnica o regional, que se hace visible en los antagonismos que surgen en los lugares conquistados por estos proto sumerios, étnicamente muy distintos de los pobladores del norte. Entre las ciudades-estado de la cultura Obeid, además de Eridú podemos nombrar ya a Kish y Nippur, mientras en el norte los asentamientos, como Tepe Gawra y Tell Maddur, no tienen aún ese nivel de desarrollo. En Obeid todos los poblados, mayores o menores, tienen rasgos en común, el primero que se sitúan sin excepción cerca del Eúfrates o de sus afluentes, y en cuanto a su estructura, que adquieren una creciente complejidad urbanística y arquitectónica, con construcciones de adobe de varias estancias que nacen de una pieza central, de modo más o menos simétrico. Predomina la planta de cruz, con hogar en alto y en ocasiones piso superior al que se accede por una escalera interna, aunque quizá estos son templos o edificios singulares. En los alrededores de la ciudad, junto a los ríos, se plantan grandes palmerales para obtener el dátil, que es junto a las lentejas, uvas, higos, puerros, pepinos, cebollas, ajos y otros, una parte fundamental de una dieta que incluye carne de buey, cordero y cabra, y pescado de río y de mar. También llegan hasta Obeid oro y amazonita provenientes de India, la cerámica conoce un gran desarrollo, con figurillas humanas y de animales, y aparecen las necrópolis como espacios físicos concretos, fuera del ámbito doméstico por primera vez en esta cultura. Por ejemplo, en Eridú hay 200 sepulturas individuales o dobles, con los cadáveres en cistas junto a un ajuar generalmente de alimentos, vasos, figurillas y pequeñas embarcaciones

En Siria, un pueblo desconocido construye un monumento megalítico formado por cuatro círculos externos de piedra basáltica, el mayor de 160 mts. de diámetro, con un túmulo en el centro, conocido como Gilgal Refaim (“rueda de fantasmas”). Es probablemente un lugar de culto con funciones de calendario y de observatorio cósmico. Sobre su datación hay numerosas proposiciones, anteriores y posteriores a esta fecha 

Puede decirse que el Calcolítico ha comenzado también en Anatolia, por ejemplo en Tilki Tepe, al sur del lago Van, un poblado que importa objetos de obsidiana y cerámicas del norte de Mesopotamia, o en Sakça Gozu y Turlu, en el alto Eúfrates. También hay fundición del cobre en la península del Sinaí, desde donde se extiende hacia Egipto

En Omán aparece la cerámica

Europa

El Báltico, que según se abre o cierra el paso que le conecta con el Mar del Norte pasa de ser mar a lago, vuelve a convertirse ahora en mar

En Escandinavia, la Cultura Ertebolliense de cazadores y recolectores sucede a la Maglemosiense. Se caracteriza por tener industria microlítica y al mismo tiempo producir piezas muy grandes, y también por su fabricación de anzuelos, arpones, espátulas, peines, punzones y brazaletes, muchos de ellos con arte geométrico. Se consumen moluscos y peces, se cazan ciervos, jabalíes, aves y mamíferos marinos y se utilizan piraguas y redes. En cuanto a los enterramientos, se practica la inhumación pero también la incineración, con canibalismo ritual. Uno de sus asentamientos es Tybrind Vig

Cultura de la Cerámica de Bandas en Europa central, Países Bajos y norte de Francia, probablemente llegada desde Starcevo y otros lugares del este a través del Danubio y expresada en poblados como Bylany en Chequia o Elsloo y Geleen en Holanda. La alemana Colonia-Lindenthal es más bien un grupo de granjas rodeadas por una empalizada, un terraplén y un foso. Las casas son, como en todos los asentamientos de esta cultura, grandes y de planta rectangular, en este caso de hasta 35 x 7 mts., todas con la misma orientación, hechas de madera con algo de barro, techo a dos vertientes e interior con vivienda en el centro y establo y granero a cada lado. En Alemania oeste, la aldea de Langweiler, en donde viven unas 50 personas, tiene cinco grandes casas comunales, cada una con un hoyo fuera como basurero y vallas de protección, para el ganado y para los campos de cultivo. En cuanto a la cerámica que da nombre a la cultura es de bandas lineares incisas sobre cazos y botellas, principalmente. Se cultivan trigo, cebada y productos de huerta, y para los enterramientos, en Nitra, Eslovaquia, hay una necrópolis con un centenar de cadáveres en fosas simples, en posición fetal y con ajuares sencillos

En la Bretaña francesa, túmulo megalítico de Barmenez, con once cámaras sepulcrales 

Algunas comunidades agrícolas comienzan a colonizar tierras poco fértiles, de montaña o con mayores dificultades para su explotación, sobre todo en la vertiente atlántica y norte del continente, justo en el momento en que se produce un nuevo avance glaciar en los Alpes

España ya conoce algunas técnicas de agricultura, pero solo en determinadas zonas, y los cambios se producen muy lentamente. Comienza a aparecer la técnica del pulimento junto a nuevos útiles de piedra, como dientes para hoz, puntas de flecha novedosas, molinos de mano y brazaletes, mientras en hueso se fabrican cucharas, espátulas, cinceles, paletas, agujas, anillos, etc., y en alfarería se impone la cerámica cardial. En Cataluña se construyen cabañas de madera pero el hábitat se mantiene por lo general en grutas, como las de Montserrat o la Cova del Parco, con cultivo de cereal y ganadería. En la costa cantábrica continúa la vida Mesolítica pero con cerámica en algunos lugares, y en Aragón y Levante hay indicios de ganado doméstico, cultivo de cereales y las primeras cerámicas en Costalena (Zaragoza) Botiquería dels Moros (Teruel) y una serie de sitios en Valencia. Con respecto al sur hay certidumbre de cultivo de trigo y cebada, recolección de bellotas, piñones y aceitunas, ganadería de ovicápridos, cerdos y perros y fabricación de cestos y esteras de esparto. También aquí predomina el hábitat en cuevas, como Carihuela del Piñar, en Granada, y la Cueva de Nerja de Málaga, a veces con zonas de enterramiento, y existe algún que otro asentamiento al aire libre, como el granadino de Las Majólicas

En Portugal también aparecen, por un lado las primeras tumbas megalíticas, y por otro población agro-ganadera, con cerámicas cardiales o incisas y asentamientos en cuevas y también al aire libre, entre otros lugares en Sagres, Santarem y Sines

Una cerámica, la cardial, que está muy consolidada en Italia central, en donde la ganadería es de ovicápridos y bóvidos, se cazan ciervos y se consumen moluscos marinos. Es una región que por su situación geográfica recibe influencias desde el este y el centro europeo, que después transmite hacia el Mediterráneo oeste

En Malta se inicia la Fase Skorba, caracterizada por un aumento de la población agrícola y ganadera que, ante la falta de espacios en la isla para estas actividades, comienza a talar bosques y produce la erosión de algunas zonas. Hay comercio con el exterior, como prueba la aparición de obsidiana de las islas de Lípari y Pantellaria

A los Balcanes llega tal afluencia de pueblos y personas desde el este que su influjo acaba por minar el de Starcevo, tan significativo antaño. En Vinca se nota de modo muy notable, en concreto en el poblado sito junto a Belgrado que da nombre a la cultura, que en muy poco tiempo cambia considerablemente. Las casas se construyen ahora de planta rectangular, de mampostería con postes de madera, a veces con varias habitaciones que parten de una sala central con horno, y comienzan a elevarse muros de protección en el perímetro. La cerámica es de color negro brillante muy pulido y a las figurillas femeninas se les aplana la cabeza. En Smilcic (Croacia), Danilo, Kakanj en Bosnia y otros hay asentamientos en cuevas y al aire libre con cerámica cardial

En Bulgaria hay algunos poblados de dimensiones e influencia considerables, como Karanovo, que al igual que Veselinovo y algunos otros están situados en pequeños tells junto a zonas con agua. En Varna, a orillas del Mar Negro, aparece una industria que llama la atención por su refinamiento y belleza. Se trata de la orfebrería, atestiguada en los ajuares de objetos de oro, diademas, brazaletes, anillos, placas pectorales, cetros y apliques para arcos que aparecen en su necrópolis, unas piezas de tamaño, cantidad y calidades diferentes entre una tumba y otra, que indican jerarquización. Desde luego son los objetos áureos más antiguos entre los europeos, de oro autóctono y trabajados con la técnica del martillado, y el hecho de que existan miles conduce a dos conclusiones, que es un pueblo verdaderamente rico y que su desarrollo industrial es autóctono, porque en los territorios vecinos no hay rastro de oro. Algunos cadáveres presentan amuletos antropomorfos en el cuello

En Rumanía, en el bajo Danubio, algunos poblados junto al lago Boian están defendidos con un foso, sus pobladores fabrican figurillas femeninas de barro cocido y la cerámica se decora con formas sinuosas

Un hecho de suma importancia para la historia humana es la domesticación del caballo, que va a revolucionar las técnicas de la guerra y como consecuencia la composición de algunos estados en el futuro. De momento se van reuniendo algunas manadas en Ucrania y la región de las estepas sureñas de Rusia

África

Con el fin de la cultura Qadiense de Sudán y el valle del alto Nilo llega también la agricultura a esta región, sorpresivamente tarde, teniendo en cuenta que ya existe desde tiempo atrás en zonas relativamente próximas, como el norte de Egipto (El Fayum) y la cultura Badariense, que ahora está en una fase agrícola avanzada. Sudán es un nombre moderno, en el tiempo aquí narrado comienza a ser conocido como Nubia, y así le denominaremos a partir de ahora. Para hacerse una idea aproximada de la vida en este territorio hay que comenzar por decir que sus habitantes tienen una dependencia absoluta del Nilo, que se convierte en un solo río tras unirse dos caudales en Jartum, el llamado Nilo Blanco, que llega desde la zona del lago Victoria, y el Nilo Azul, que nace en el lago Tana de Etiopía. El río resultante de esta confluencia se dirige hacia el norte con un volumen de agua que varía ostensiblemente durante el año, de la época de crecidas a la época seca, además de encontrar en el camino seis grandes obstáculos, que resuelve con seis cataratas numeradas desde la parte sudanesa. Alrededor de la Quinta Catarata todo es un desierto, pero siguiendo el curso del río hacia el norte aparece Dongola, una región muy fértil, en donde se ubica Meroe y su capital Napata. Más allá nos encontramos con el área de Kerma (todos ellos son nombres posteriores) y a continuación de nuevo la aridez. La Segunda Catarata marca la frontera actual entre Egipto y Sudán, que en este tiempo es el territorio denominado Kush en un sentido amplio (a veces se le hace corresponder a Etiopía y otras tiene su capital también en Napata). La Primera Catarata es la única que está en el territorio del actual Egipto

Es en esta región del sur egipcio llamada alto Egipto donde nace la Cultura Naqada, conocida también como Amratiense en su primera fase. Comienza con una curiosidad, porque fabricando mazas de piedra como símbolo de poder personal no hay indicios de jerarquización, ni en las necrópolis ni en los poblados. Probablemente existen jefes comunales, pero no una clase dominante. Es una cultura agropecuaria, con un significativo papel de la caza en la alimentación y con viviendas de planta rectangular hechas de adobe

La Badariense mientras tanto, vecina de la anterior, mantiene comercio con el Mar Rojo y Palestina, a tenor de algunos restos encontrados: numerosas conchas, una turquesa y pedazos de madera de pino y de cedro. Se fabrican estatuillas femeninas de arcilla o marfil para algunas tumbas, y también alfileres de hueso, cestería, trabajos de cuero y horquillas, con agricultura y ganado y un importante papel para la pesca. El vestido es de pieles o de lienzo basto, se pintan los ojos con malaquita, utilizan aceite de ricino extraído de plantas salvajes y construyen silos subterráneos que recubren con esteras. Al no quedar restos de viviendas cabe suponer que son una especie de tipis, postes recubiertos con pieles o fibras tranzadas, pero lo que verdaderamente llama la atención es su preocupación por la muerte, visto el trabajo y el ritual que le dedican. Las fosas son ovaladas o redondas, cavadas en el suelo y algunas incluso con techumbre de palos y ramas, con entrada más ancha que la base, es decir que las paredes están inclinadas hacia el exterior. En cada tumba se deposita un cuerpo entre esteras o pieles, en posición fetal y con sus vestidos y adornos, y como casi todos miran a occidente (o reposan sobre su costado derecho) se especula con una posible creencia en la vinculación oeste-más allá, ligada al camino que recorre el Sol. El hecho de que los ajuares contengan pertenencias del difunto y de que el cadáver se proteja contra el frío con pieles dan mayor verosimilitud a la existencia de prácticas religiosas basadas en la Duat (Más Allá) según la terminología egipcia clásica. Y qué decir de las tumbas de animales, vacas, perros, ovejas, cabras e incluso lobos, que apuntan a la existencia de un dios guardián de la muerte con forma de chacal. Alguna teoría afirma el enterramiento de animales en el Badariense está relacionado con la fecundidad, femenina o masculina, dado que ese tipo de mitología existe también en otras partes de África

América

Tercer poblamiento de Paso Otero, en Argentina, con el guanaco como componente principal de la dieta, junto a los caracoles marinos. En la Pampa continúa la industria Casapedrense de cazadores de guanacos y venados con boleadoras, fabricantes también de raspadores, raederas y cuchillas

En general la agricultura y la ganadería alcanzan un desarrollo importante en Sudamérica, en la zona de los Andes con pastoreo de camélidos, en concreto la llama y en menor medida la alpaca

Los grupos humanos conocidos de Panamá de este tiempo practican la caza y la recolección de moluscos

-4400

Europa

La domesticación del caballo es un hecho en Rusia, Bielorrusia y Ucrania, como lo son también los ataques esporádicos de tribus de pastores nómadas de idioma indoeuropeo sobre otras zonas del este, incluidos los Balcanes, Grecia y las costas del Egeo. Los atacantes son sociedades guerreras de tipo patriarcal que construyen sus poblados en alto y los fortifican, pero que también practican el comercio

África

La cultura de El Fayum del bajo Egipto, que corresponde a la zona norte del país, entra en una nueva fase, con asentamientos en la orilla del gran lago Moeris. Es una cultura de un gran oasis, en el que se cultiva lino y una variedad ya moderna de escanda y cebada, con hoces compuestas por un mango de madera sobre el que se incrustan lascas de sílex a modo de dientes. Se construyen numerosos silos y graneros comunales subterráneos en la parte oriental, tapados con esteras de paja y situados siempre en alguna elevación del terreno a considerable distancia del poblado, para evitar la humedad procedente del lecho acuífero. También hay ganadería, de cerdos, bovinos y ovicápridos, pero se mantiene una gran dependencia de la caza y la pesca, con arcos y flechas rematadas por puntas de sílex de base cóncava. Se persiguen piezas grandes, elefantes, hipopótamos, gacelas y ciervos, pero no se hacen ascos ni a las liebres ni a los caracoles, que parecen ocupar un puesto privilegiado en su alimentación. En cuanto a la industria, elaboran mazas con discos de piedra perforados, con una acanaladura que recibe la correa que los liga al mango, se pesca con arpones óseos con dientes y se fabrican platos rectangulares de cerámica, con ángulos picudos, y cuencos con una especie de pedestal. Para la vestimenta se utiliza un tipo de textil de trama muy floja, pero lo común son las pieles, a tenor del gran número de raspadores hallados. Respecto al adorno, hay paletas de alabastro para el maquillaje, cuentas de collar de cáscara de huevo de avestruz, conchas perforadas del Mediterráneo, el Mar Rojo o el océano Índico y también amazonita llegada del Sahara, en concreto del Tibesti

América

El cambio climático producido en la baja California sigue incidiendo en la aridez del terreno, y los grupos humanos continúan con su adaptación al consumo masivo de alimentos marinos, que redunda en la aparición de concheros

-4300

Europa

Fin de la cultura Hamangia de Rumanía y Bulgaria y comienzo de la Cultura Boian, llamada también Giulesti-Marica ó Mariza, que puede considerarse una mezcla de las anteriores del mismo territorio con influencias de la cultura de Cerámica de Bandas

Nuevos monumentos megalíticos en Portugal, en general sepulcros de corredor colectivos, en Marco Branco, en el Alentejo, en Palhota y en otros lugares. En España, Chan da Cruz es una necrópolis con una serie de túmulos ubicada en Galicia

Asia

En la cultura Obeid de Mesopotamia las marcas de propiedad de los terrenos y cosechas forman ya parte del ordenamiento social, un desarrollo que en Eridú se plasma en la construcción de un templo de planta cuadrada y un zigurat con escaleras y rampa de acceso. En cerámica es posible que aparezca el torno, a la vista de los grandes platos de pasta amarilla o blanca decorados con motivos geométricos y cuencos en forma de campana que se elaboran, pero no hay pruebas de ello. No han dejado de confeccionarse las figuras de diosas en terracota, y el cobre se va convirtiendo poco a poco en un material casi cotidiano. Los asentamientos de Girsu y Ur quizá no pueden aún considerarse estados, pero Kish adquiere una gran pujanza

-4250

Asia

En el sudoeste son cada vez más habituales el moldeo por vaciado del cobre y el trabajo de la plata y el plomo, pero en el entorno del Baikal continúan viviendo pueblos cazadores y recolectores nómadas que no solo no decaen, sino que se expanden hacia otras regiones, de Siberia y Asia central

En la Península Arábiga las lenguas semíticas son ya el vehículo de transmisión dominante

Europa

Alineamiento de menhires en Carnac, Francia, en la costa de Bretaña

En Italia sur y Sicilia se mantienen los asentamientos con trincheras, realizados por pueblos de economía agropecuaria muy desarrollada. Hay asentamientos al aire libre, como el de Ripoli en los Abruzos, y vivienda en cuevas, como la de Dasso en el Lacio

África

En el Delta del Nilo la observación de las crecidas del río, de las que tanto depende la vida de los pueblos de la zona, lleva a la creación de un calendario solar, compuesto por 365 días aunque sin años bisiestos. En su lugar cada cuatro años se separa un día del año astronómico, lo que produce un ciclo de 1460 años hasta que vuelvan a coincidir, el llamado ciclo sotíaco 

-4200

Europa

En la zona norte europea aparece la Cultura de la Cerámica de Peine, por el tipo de dibujo de las piezas

En Inglaterra, el Grupo de Windmill Hill en Wessex puede considerarse el primer Neolítico de las islas. La economía es agrícola y ganadera, con cerámica lisa decorada con incisiones y gran industria lítica. Los poblados son pequeños, y aunque no existe el megalitismo se anuncia su próxima llegada, vistas las enormes tumbas de madera que construyen. En el norte de Irlanda, Grupo de Ballynagilly 

En el norte de Francia (Alsacia, Lorena y París) se desarrolla una versión particular de la Cerámica de Bandas, mientras en Bretaña y zonas cercanas al Atlántico el megalitismo, para algunos el primero del continente, está en una fase de gran impulso

Italia presenta una serie de asentamientos que forman pequeños grupos de influencia en las zonas aledañas. En el norte, concretamente en Liguria y valle del Po aparece la Cultura de los Vasos de Boca Cuadrada, cuyo nombre es muy explicativo, con vivienda en cuevas, como Arene Candide y Pollera, y también en aldeas al aire libre, como Quinzano. Son cazadores y recolectores, con agricultura y ganadería incipientes. En el centro, los asentamientos de Sasso-Fiorano, Furbara y otros tienen cerámicas incisas y una importante industria lítica pulimentada, con hábitat también en cuevas y al aire libre. En el sur cabe destacar Matera, también con cerámica incisa, y en Sicilia la Cultura de Stentinello, que es de agricultores y ganaderos con cerámica tosca pero interesante industria lítica. Practican el comercio por mar, como prueba la aparición de obsidiana de las islas Lípari, y en cuanto al poblado que da nombre a la cultura, Stentinello, es de casas de planta rectangular defendidas por un muro de piedra. Todos estos grupos y culturas aparecen a finales de este quinto milenio, aunque en diferentes décadas. Es muy probable también que la Stentinello haya llegado a Malta, en donde en cualquier caso comienza la fase Zebbug, con enterramientos colectivos. Y en las Cícladas aparecen también poblados

África

En el Badariense del sur de Egipto comienza a utilizarse el cobre, posiblemente por influencia de Mesopotamia, con la que mantiene abiertas algunas vías comerciales

Asia

El Calcolítico puede decirse que es ya pleno en Anatolia y buena parte de Irán, con verdadera metalurgia, como sucede en Can Hasan, Ergani y otros

América

Fin de los asentamientos en Las Vegas y El Inga, de Ecuador

-4100

Asia

Pueblos de lengua semita, a los que se denominará después como cananeos, parten de la Península Arábiga y comienzan a instalarse en la costa norte sirio-libanesa

En el nivel correspondiente de la Cueva del Espíritu de Tailandia aparecen ahora cerámica y utensilios de piedra pulimentada

Europa

Los monumentos megalíticos que aparecen en Saint-Nazare, en la Bretaña francesa, parece que han sido construidos por un pueblo de cazadores y recolectores en proceso de transición hacia el sedentarismo

En Andalucía, España, el sepulcro megalítico de Alberite es una galería cubierta de unos 20 mts. de longitud, pintada de rojo y con algunos dibujos y grabados de soles, armas y figuras humanas. El corredor está dividido en zonas diferenciadas, y la tumba da cobijo a una mujer y a un hombre descarnados antes del enterramiento, cubiertos con ocre y rodeados de un ajuar que incluye un gran cristal de cuarzo y objetos de piedra, hueso, ámbar y otros. En Pozuelo hay también un sepulcro megalítico, pero de dimensiones más reducidas, con un corredor de 3’7 mts.

-4000

Tierra

Con la población mundial rondando quizá entre 80 y 90 millones de personas, el proceso de cambio climático iniciado con el Holoceno alcanza las temperaturas actuales. Han sido seis mil años de grandes cambios, que por supuesto continúan, por ejemplo con la aparición de la práctica de la circuncisión en Egipto y en Grecia. Y como hace siglos que no cesan las incursiones y traslados de pueblos ganaderos de las estepas rusas y ucranianas (e incluso de Irán) hacia diversas regiones del oeste europeo, el proto idioma indoeuropeo que utilizan estos invasores comienza a diversificarse, según su grado de implantación en las zonas de acogida

Europa

Puede decirse que el Neolítico se expande por numerosos territorios, no al mismo ritmo (por el norte y las costas atlánticas más lentamente que por las llanuras del Danubio) pero sí de modo generalizado. Y como se alcanza un óptimo climático, con temperaturas incluso superiores a las actuales, empiezan a sentirse sus efectos. Para comenzar desaparece el mammuthus primigenius, los últimos mamuts lanudos, que vivían en la isla de Wrangel, al norte del Círculo Polar Ártico, a la vez que se detiene el avance glaciar de los Alpes y se acentúa la diversificación de las áreas de asentamiento humano. Crece el número y tamaño de sus aldeas, que son cada vez más estables y están cada vez más rodeadas por fosos y empalizadas, y la agricultura ya es un hecho (con mayor o menor evolución) además de en los pioneros Balcanes y Grecia, en las Islas Británicas, en el Don y el Volga, en Alemania meridional, en Italia y Sicilia, en Cerdeña, en Francia norte y sur y en la mitad oriental y sur de la Península Ibérica

En Dinamarca y el sur de Suecia se va extendiendo la ganadería y en menor medida la agricultura, aunque es prematuro hablar de pueblos Neolíticos. Elaboran botellas de cerámica con largo cuello y fabrican cuentas de ámbar para adorno con el que no exportan hasta los lugares más lejanos del continente. Aparece población en las islas Orcadas, hay evidencias de tuberculosis en un cementerio cerca de Heidelberg, Alemania, y en Oslonki, territorio de Polonia, una necrópolis con 80 tumbas

El sur de Inglaterra, en concreto la región de Kent, es colonizada por grupos de los Países Bajos y Bretaña, agricultores y ganaderos que entierran a sus muertos

En el oeste europeo se produce un gran desarrollo del megalitismo, especialmente en Bretaña y el norte de Irlanda. En el centro y sur de Francia se inicia la Cultura de Chassey, con agricultura de cereales y ganadería de bovinos, cerdos y ovicápridos, inhumación individual en cistas y hábitat en cuevas, aunque en ocasiones construyen aldeas al aire libre

Las islas del Mediterráneo conocen también algunas transformaciones, como la ocupación de cuevas en Mallorca, en la islas Baleares. En la isla de Gozo, junto a Malta, se construye el sepulcro megalítico de Brochtorff, en el que se entierran 63 cadáveres, y mientras tanto en Chipre surge el asentamiento de Sotira, que tiene construcciones de planta cuadrada con ángulos redondeados y tejado sostenido por un pilar en el centro desde el que se subdivide el espacio interior en varias estancias. También son novedad las necrópolis separadas de las viviendas, con fosas en forma de botella que contienen dos o tres cadáveres plegados junto a ajuares lujosos, por ejemplo una espiral de cobre

En Tesalia, la Cultura de Dímini inaugura un nuevo modelo de poblado, podríamos decir que prototipo de lo que a partir de aquí se edificará en Grecia. El patrón es puramente defensivo, con la aldea sobre una elevación del terreno y consistente en un gran edificio, una construcción de tipo megaron a la que rodean las viviendas, en el caso de Dímini separadas entre sí por siete muros circulares casi concéntricos. Todo el conjunto está rodeado por otra gran muralla protectora, en cuyo exterior se asientan los establecimientos agro-ganaderos. Este modelo de construcción llega enseguida a Albania, Macedonia y Dalmacia., aunque no tanto a las zonas costeras griegas, en donde se vive por lo general en grutas naturales. La cerámica es negra, con figuras femeninas de pié, y entre los poblados más significativos de esta cultura están Otzaki y Hagia Sophia. En Macedonia oriental, el influjo de la Dímini se hace ver en Sitagroi y Dikili Tash, con casas rectangulares compuestas por una habitación central con estancias a los lados, probablemente como almacén. Las necrópolis, externas, muestran incineración parcial o total del cadáver y depósito de los restos óseos en vasos, que luego se colocan en fosas. En cuanto a los ajuares, la disparidad entre unos y otros indica diferencia de estatus entre la población

En toda la zona sudeste europea, Bulgaria, Rumanía y los Balcanes, muchos de los asentamientos son de estructura más o menos similar a los griegos de Dímini, con fosos o empalizadas que a veces se convierten en verdaderas murallas, sepulturas en necrópolis externas con incineración parcial o total e indicios de niveles jerárquicos. En Rumanía surge la Cultura de Cucuteni, por el poblado epónimo, edificado en altura y protegido por un foso, con casas de planta rectangular, algunas con habitaciones radiales. La cerámica es de color amarillo oscuro con decoración lineal, se fabrican ídolos de terracota y también maquetas de viviendas. La influencia de esta cultura llega hasta Ucrania, aunque allí toma no solo características propias sino incluso otros nombres. En Bulgaria cabe destacar la Cultura Karanovo, que también extiende su influencia desde el poblado epónimo a regiones limítrofes. Es un grupo agropecuario con asentamientos en las llanuras aluviales de Stara Zagora, Chevdar y otras, de tamaño más bien grande, compuestos por casas de planta rectangular alargada con piso de madera o de piedras, para evitar la humedad, y a veces rodeados de muralla. Al cultivo del cereal se le añade horticultura, y en cuanto a la cerámica se fabrican platos decorados con grafito, vasos, botellas y recipientes con asas. El cobre, fundido y moldeado, es ya común en toda la región sudeste, como en Ai Bunar, en donde las minas están rodeadas de pequeños asentamientos dedicados a tareas relacionadas con esta industria. Aquí se fabrican hachas de diversos tipos, alfileres, anzuelos y punzones. En Tisza o Petresti, en los Cárpatos, existe también una metalurgia autónoma del cobre, no difundida desde las zonas asiáticas, y en Serbia cabe destacar el yacimiento de Plocnik, en proceso hacia la metalurgia, como se ve en las hachas-martillo, cinceles y brazaletes que elaboran

África

Los habitantes del viejo Capsiense del Magreb reciben la afluencia de pueblos del este del Mediterráneo, del valle del Nilo y quizá de la Península Arábiga, que al mezclarse con ellos y algunos negroides de la zona terminan con la cultura y a la vez dan origen a los actuales bereberes. Con los nuevos pobladores llegan la piedra pulida, la cerámica, la agricultura y la ganadería (perro, cordero y bóvidos) con asentamientos en poblados o grutas junto a fuentes de agua. Y mientras, un poco más al sur, ya en el Sahara, se acentúa el proceso de desertización como consecuencia del óptimo climático europeo, que aquí se traduce en un período con pocas lluvias. La agricultura de esta zona es muy básica, continúa el proceso de migraciones hacia el este y aparece en una roca de Tassili n’Ajjer, en Argelia, dentro del conjunto de las Pinturas de Tassili, una ilustración de una batalla de dos grupos armados, con arcos y flechas

La diversificación de etnias y razas comienza a hacerse patente en numerosas zonas, y así, aparecen en el área de Senegal y Guinea tribus bassari, en Costa de Marfil lobis, en Togo sombas y en Nigeria yorubas, hausas e ibos. En el río Congo una etnia sin identificar fabrica cerámica, y en Etiopía se producen los inicios de la agricultura

Pero es en Egipto donde se suceden los más importantes acontecimientos africanos. En general y con las pertinentes diferencias entre culturas y zonas puede decirse que los asentamientos son pequeños, surgidos muchas veces en el lugar en que se celebra un mercado, con dioses locales que se veneran en capillas y regidos por una casta sacerdotal hereditaria que también gobierna sobre los asuntos temporales del territorio alrededor, conocido como nomo. Aparece el lino para vestimenta, y aunque la irrigación natural que producen las crecidas del Nilo propicia el desarrollo de la agricultura, la economía se sustenta aún significativamente en la pesca y la caza. El sustrato común de todas las culturas egipcias es africano, proveniente de pueblos Mesolíticos que desde la región del Sahara central y zonas limítrofes, y amparados por las condiciones climáticas favorables del Neolítico, han dado vida a una vertiginosa evolución cultural. De hecho la filiación étnica de la población egipcia tiene con seguridad un fuerte componente negro africano, aunque sus características concretas se desconocen. Es en el Delta donde se realizan los primeros trabajos de canalización y nivelación del suelo para regadíos, y donde se venera ya, quizá, a Horus en Behudit, a Neit en Sais y a Osiris en Busiris, aparte del animal sagrado que representa a cada nomo. La cultura de El Omari se refiere en realidad a un pequeño conjunto de asentamientos situados al sur de la actual ciudad de El Cairo, con numerosas tumbas y piedras de moler, algunas cisternas para captar el agua de lluvia y cerámica sin decoración. Está relacionado con la cultura Merimdense, especialmente en la industria lítica, y son cultivadores de trigo, cebada, leguminosas, lino y otros, ganaderos de cabras, cerdos y bueyes y tenedores de tortugas domésticas. Las viviendas son pequeñas y redondas, con hogar en el centro. Muy cerca de allí, a unos 10 kms. al noroeste está Maadi, que forma también una cultura (quizá de fecha algo posterior) con cerámica globular de colores oscuros e industria de sílex con raspadores grandes, puntas de flecha, dagas y dientes para hoz. Pero sobre todo la Cultura Maadi se caracteriza por ser la primera del norte egipcio con conocimiento de la metalurgia del cobre, algo bastante lógico dado que el poblado está en la ruta que lleva a las minas de las montañas de Gebel Ataqa y el Sinaí.  Es pues muy factible que Maadi sea una factoría o centro de control del comercio cuprífero entre el valle del Nilo y Palestina, quizá un lugar en donde se reúnen los intermediarios. De hecho la caza y la recolección parecen tener menos importancia aquí, y la economía de este asentamiento totalmente sedentario se basa, además del metal, en la agricultura, la ganadería y la pesca, de synodontis para utilizarlos como “dardos” y de lates niloticus para el consumo. Las viviendas son muy simples, cabañas ovaladas que son casi paravientos en forma de herradura, pero también construyen habitáculos subterráneos, a los que se accede mediante escalones en la roca, formados por cámaras de forma elíptica o rectangular de 3 x 5 mts. con paredes revestidas de esteras, para evitar las filtraciones de agua, fogones en el interior y postes introducidos en el suelo para soportar el tejado, que sin duda debe construirse con materiales que dejen pasar la luz, se supone que también esteras. Se fabrican además vasijas de gran tamaño que se utilizan para almacenar productos, enterradas hasta el cuello en los exteriores del poblado, existen necrópolis externas, se domestican los primeros burros y usan piedras de moler

En el alto Egipto, es decir en el sur, el Badariense va siendo absorbido por la cultura Naqada, con la que se entra en lo que se ha denominado Período Predinástico. Como ya se dijo en esta primera fase a la cultura Naqada se le conoce como Amratiense (por la localidad de Al Amra) y se caracteriza por su cerámica roja y por las esculturas de diosas de la fertilidad y de hombres con barba que se utilizan como amuleto. También por las paletas de pizarra, los bastones y peines de marfil y las mazas de piedra. En cuanto al cobre, se utiliza todavía poco y para pequeños objetos, brazaletes, alfileres y agujas, las viviendas son cabañas circulares con hogar, muy primitivas, sin puertas, construidas de piedra, arenisca y barro mezclados y con techo de paja, y los enterramientos presentan los cadáveres en fosas, en posición fetal y mirando hacia el oeste, a menudo desmembrados, no por canibalismo sino como parte de un ritual

Asia

A diferencia de los negroides que pueblan Egipto y en general el continente africano, los habitantes del Creciente Fértil son de razas caucásicas, que en realidad incluyen numerosas etnias africanas y asiáticas. En el centro y este de Asia abundan los mongoloides, tercera de las grandes categorías raciales que existen en el planeta Tierra

En Anatolia van creciendo los asentamiento en la llanura central y en las riberas del Bósforo. Uno muy particular de la zona centro es Beycesultán, un poblado Calcolítico con edificios bastante personales, compuestos de muros sostenidos por pilastras y con bancos corridos a lo largo. La cerámica es oscura, y además del cobre se trabaja la plata. También Alisar Huyuk y Alaça Huyuk son Calcolíticos, como muchos otros de Irán, Mesopotamia y Kurdistán. En Seh-Gabi y Tel-i-Iblis se utilizan hornos metalúrgicos

En el territorio de Elam se produce la fundación de Susa, probablemente dirigida por un rey-sacerdote, quizá un jefe militar. En el nuevo poblado hay industria textil y cerámica ennegrecida con humo, mientras desde otras zonas iraníes, especialmente los Zagros, continúa la costumbre de invadir Mesopotamia por parte de algunos pueblos de pastores

En Armenia. surge la Cultura Kura-Araxes, de agricultores y ganaderos con algo de metal y casas de ladrillo redondas. También armenia es la primera bodega conocida en el mundo, y de Almaty, Kazajstán, la manzana malus sieversii, muy probablemente el ancestro común de todas las manzanas modernas

La forma de vida Neolítica se impone en Asia central y Afganistán al mismo tiempo que en la cultura Mehrgarh de Pakistán e India se desarrolla la fundición de objetos de cobre y que en Hemudu de China se inventa quizá el torno de alfarero, en contra de los que aducen que fue en Mesopotamia tres siglos atrás o en Mesopotamia y Egipto entre este momento y los próximos cinco siglos. En Camboya aparece la alfarería, y las viviendas son palafitos

Oceanía

Pueblos mongoloides (austronesios) llegan a Polinesia y Micronesia llevando consigo la modernidad, es decir la agricultura (el cultivo del arroz, mijo y caña de azúcar) la ganadería de cerdos, perros y gallinas, la cerámica y la construcción de canoas de balancín. No todo prospera, el arroz no crece debido a la climatología y tiene que ser reemplazado por la banana, el árbol del pan y el cocotero, y tampoco sobreviven los animales herbívoros. En Tonga surge la Cultura Lapita, con anzuelos que recuerdan los que se fabricaban en Lene Hara, Timor Oriental, en -9.800

América

Los poblados de carácter agrícola proliferan en todo el continente, en algunas zonas de Mesoamérica y Sudamérica en número considerable. En la sierra andina el pastoreo de camélidos está generalizado tras su plena domesticación, a la que se suma ahora la del pavo y la chinchilla. En el curso medio del río Uruguay surge la Cultura Ivaí, que utiliza boleadoras para la caza, y en el noroeste uruguayo aparecen grabados. En las sierras centrales de Argentina la cultura Ayampitín es sustituida por la Ongamira, formada por cazadores que utilizan puntas de proyectil de forma triangular y almacenan semillas en pozos para cuando lleguen épocas de escasez. Son grupos de 30 a 50 individuos provenientes quizá del norte, con nomadismo estacional y hábitat en grutas. En Chile, Tambillos es un lugar de caza con industria de cuchillos y raspadores y recolección de semillas y frutos

Horticultura en el lago Ayauchi de la Amazonia, que en su parte boliviana ve surgir la Cultura de Las Lomas. Es llamada así por sus asentamientos sobre montículos artificiales creados por acumulación de desechos, como si dijésemos concheros en un sentido amplio. Se instalan en altura para sortear las inundaciones, y hay más de 20.000, unidos por terraplenes y canales navegables por canoas. Sí que son concheros en sentido estricto los que aparecen en las costas de Venezuela y el sur de Brasil, mientras en Colombia se fabrican objetos de arenisca que han sido calificados por algunos de alfarería

Partiendo desde la costa norte de Sudamérica y tras pasar por las Antillas llegan a Cuba los guanajatebeys, cazadores y recolectores

En el sur norteamericano Cultura de los Basketmakers, de pueblos dolicocéfalos, nómadas, cazadores y recolectores, obviamente con cestería. Aparece la tribu de los chiricahuas entre los grupos que componen la Tradición Cultural del Desierto del oeste norteamericano

Copyright © 2014 Cronología de la Historia. Todos los derechos reservados.
Joomla! es software libre, liberado bajo la GNU General Public License.
Thursday the 30th. Affiliate Network Reviews. Custom text here
Copyright 2012

©